¿Cuál es el objetivo de reciclar prendas de vestir?
Como hemos avanzado en entradas anteriores, algunos centros cívicos o entidades sociales proporcionan contenedores de reciclaje de ropa en varias ciudades de nuestro país. En este punto, la recogida suele destinarse a personas vulnerables a través de roperos de la iglesia o convenios con los servicios sociales de los ayuntamientos. 

Por otro lado, cada vez son más las tiendas de ropa que disponen de container de ropa usada en sus puntos de venta, además de los contenedores para recogida de ropa que municipios y ayuntamientos de todo el país proporcionan en forma de puntos limpios o contenedores en la vía pública. 

Pero, ¿a dónde va la ropa y calzado que reciclamos? ¿Qué objetivos tiene el reciclaje de los textiles? Seguro que ya intuyes la respuesta. No obstante, en las siguientes líneas desgranamos algunas claves. ¡Toma nota!

 

¿Dónde se destina el calzado y ropa que tiramos al contenedor?

Para conocer los objetivos del reciclaje de la ropa que ya no utilizamos, primero debemos responder a una cuestión fundamental: ¿dónde va el calzado y ropa que tiramos al contenedor

Donaciones

Si los contenedores los gestionan entidades sociales, generalmente entre el 40% y el 50% se destina a la reutilización en forma de donaciones fundamentalmente. En este punto, también incluimos la exportación a países en vías de desarrollo. Por tanto, los fines del reciclaje de ropa son también sociales. 

Venta de segunda mano

En otros casos, también se vende ropa de segunda mano a precios muy económicos.

Fines industriales

Si la ropa está en mal estado, pasa un proceso de deshilachado y re-confección o generación de nuevas fibras para usos industriales. No obstante, algunos residuos textiles no pueden ser reutilizados. En estos casos y teniendo en cuenta su baja calidad, la última vía es la incineración, que solo es viable cuando la reutilización de ropa usada y el reciclaje no son posibles.

 

Objetivos medioambientales: piedra angular del reciclaje de textiles

No podemos cerrar este post sin detenernos en el fin último del reciclaje de ropa y calzado: la sostenibilidad. Y es que desde Jcoplastic Ibérica, como especialistas en la fabricación y distribución de contenedores de basura para reciclaje, recordamos que  no hay mejor residuo que el que no se genera. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

es_ES