Mar con residuos de aceite

Es cierto que cada vez somos más conscientes de la importancia que tiene el reciclaje. Reclamos plásticos, papel, vidrio, ropa…, pero el aceite parece que aún se nos resiste. Al pasear por nuestras calles vemos contenedores amarillos, azules, marrones…, repletos de residuos listos para reciclar, pero, ¿qué ocurre con los contenedores para reciclar aceite usado?

La conciencia del reciclado

Ya estamos acostumbrados a ver en nuestras calles, en empresas, comunidades de propietarios…, una mezcla de colores en forma contenedores de residuos para su posterior reciclado, pero el naranja, no es precisamente uno de los más habituales, probablemente esa sea una de las razones por las que no tenemos esa conciencia en cuanto al reciclado de aceite usado que sí tenemos con plásticos o vidrio, por ejemplo.

Todos hace más o menos tiempo, depende de nuestra conciencia medioambiental, hemos tirado el aceite usado por el fregadero o incluso por el inodoro, sin pensar en las consecuencias, hace tiempo porque no las conocíamos y hoy en día por pereza, porque pensamos que solo es un poco, porque está caliente…, excusas hay muchas.

En primer lugar y con un pensamiento egoísta, tenemos que saber que cuando tiramos el aceite usado por los desagües de nuestros hogares o negocios, estamos expuestos a provocar atascos por la mezcla la grasa con restos de jabón, por ejemplo, y, todos sabemos que además de incómodo, un atasco requiere de un desembolso económico.

Desastre económico y medioambiental

Si abrimos un poco la mente y dejamos el pensamiento egoísta, tenemos que tener en cuenta que el aceite que tiramos por el desagüe viaja por el alcantarillado y acaba en nuestros mares y ríos. Un solo litro de aceite puede contaminar hasta mil litros de agua.

Plagas, como las cucarachas, se alimentan de estos restos, lo que incrementa su aparición en las redes de alcantarillado y la exposición a infestaciones y proliferaciones de gérmenes, bacterias, malos olores…

Los restos de aceite en el agua de nuestros ríos, mares, lagos…, forman una película en la superficie que provoca falta de oxígeno, afectando directamente a la flora y fauna que viven en ellos e indirectamente a otras especies que necesitan de su existencia para sobrevivir.

En las plantas de depuración y tratamiento de aguas, el aceite dificulta considerablemente los procesos, con lo que se incrementan costes que acaba repercutiendo en nuestro bolsillo.

Hay que pensar que un gesto tan sencillo como dar el uso adecuado a los contenedores para reciclar aceite usado es una manera de proteger el medio ambiente pero también nuestra economía.

Con el reciclado de tu aceite se produce biodiesel, jabón, barnices o ceras, por ejemplo, un final mucho más positivo que el de contaminar nuestro planeta y acabar con muchas especies animales y vegetales.

At Jcoplastic te lo ponemos fácil: somos expertos en contenedores ecológicos para reciclaje con soluciones a tu medida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.

en_GB