¿Sabías que el vidrio es uno de los materiales más ecológicos que existen? La razón principal es que es 100% reciclable, pero, además, se le puede dar múltiples usos. Por ello, en este post te revelamos cómo el reciclaje del vidrio favorece el ecosistema, así como las innumerables posibilidades y ventajas del uso de recipientes de vidrio respecto a otros materiales. ¡Presta atención!


¿Por qué el vidrio es más ecológico?

El reciclaje del vidrio se basa en la limpieza y triturado de este. Del proceso se obtiene una especie de polvo llamado calcín que, a continuación, es fundido para ser posteriormente empleado en la elaboración de nuevos productos. 

Por otro lado, es cierto que el gasto energético para producir una botella de vidrio es mucho mayor que el empleado para una de plástico, pues es necesario fundir a altísimas temperaturas (entre 1.200 y 1.500º). 

Sin embargo, en el medio plazo, el vidrio gana por goleada como material reutilizable. ¿Por qué? Pues bien, dado que sus propiedades son altamente resistentes con el paso del tiempo, tan solo necesitaremos reutilizar tres veces una botella de vidrio para aminorar el impacto que causaría, por ejemplo, una sola botella de plástico. Como consecuencia, se reduce notablemente la sobreexplotación de recursos naturales, lo que se conoce como “aprovechamiento responsable”. 

Mil y un usos para el reciclaje del vidrio

Con el vidrio también es posible aprovechar creativamente tus envases: “tunea” un viejo recipiente y utilízalo como contenedor para material de oficina, emplea botellas de vidrio como jarrón para tus flores o decora cualquier estancia de la casa con envases de colores. ¡Las posibilidades son infinitas!

Razones para priorizar el vidrio sobre otros materiales

Además de ser más ecológico, el vidrio resulta menos dañino para nuestra salud. Un ejemplo claro lo encontramos en el consumo de alimentos y bebidas almacenadas en recipientes de plástico. Dada la porosidad de ese material, corremos el riesgo de ingerir sustancias perjudiciales para nuestro organismo, como los micro-plásticos. ¿Quién no ha dejado una botella de agua por días en el frigorífico y cuando ha vuelto a beber ha percibido ese desagradable regusto a plástico? Esta situación tan común nos debe invitar a huir de botellas y táperes fabricados con este nocivo material. 

El vidrio, en cambio, puede ser reutilizado infinidad de veces sin perder su calidad y con la seguridad de que ni la comida ni la bebida se acabarán contaminando con el tiempo. ¿Necesitas más razones para sumarte al reciclaje de vidrio

 

En Jcoplastis apostamos por las prácticas ecológicas, empezando por la reutilización de materiales duraderos y multitasking como el vidrio. ¡Conoce nuestros servicios!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ES